Nuestros Cupcakes

Un cupcake (literalmente pastel de taza), también conocida como fairy cake, patty cake o pastel de taza, es una pequeña tarta para una persona, frecuentemente cocinada en un molde similar al empleado para hacer magdalenas o muffins. Es una receta de origen estadounidense, e incluye añadidos como glaseado y virutas.

El alimento surge en el siglo XIX. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, solían hacerse en tazones, cazuelas de barro o ramequines, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup y cake). También existe otro origen para su nombre, derivado de la forma de medir los ingredientes empleados para su elaboración.

La receta base de un cupcake es similar a la de cualquier otra tarta: mantequilla, azúcar, huevos y harina. La mayoría de recetas para tartas pueden servir, y debido a su reducido tamaño se realizan más rápido que una tarta común. Lo más habitual es que sean elaboradas en moldes al uso, similares a los empleados para hacer muffin. Servido como un postre, es frecuente en la cocina norteamericana que esté presente en celebraciones de cumpleaños y fiestas infantiles.

 

Historia

Su primera mención puede rastrearse hasta el año de 1796, cuando Amelia Simms la nombró como una “tartaleta que se cocina en pequeñas tazas”, en su libro American Cookery. La documentacion mas antigua en la que ya aparece el términocupcakes fue en el recetario de Eliza Leslie Seventy-five Recipes for Pastry, Cakes, and Sweetmeats (Setenta y cinco recetas de pasteles, tortas y dulces) publicado en 1828.

En siglos anteriores, antes de que los moldes para muffins y cupcakes estuvieran ampliamente disponibles, estos se cocinaban a menudo en vasos de barro individuales o en copas. Por eso, el uso del nombre ha persistido, en idioma inglés. El nombre de “Fairy cake” (torta de hadas) es una descripción fantasiosa de su tamaño, ya que según los pasteleros sería apropiado para una fiesta de hadas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.